dimarts, 10 de novembre de 2009

Diamante de los prados




Nombre Científico: Erythrura prasina

Descripción y origen

Tienen una longitud total poco mayor de 15 cm. La cabeza, de cráneo oval con frente huida, presenta pico robusto, cónico afilado y de buena longitud, coloreado de negro acero. Los ojos, muy oscuros, son de tamaño medio pequeño, sumamente brillantes.
Machos y hembras pueden distinguirse en los ejemplares adultos, ya que los primeros tienen frente y mejillas netamente azuladas, que en sus compañeras se tornan relativamente de color verde y gris oscuro. Además, los machos tienen más largas las plumas centrales de la cola. Cuello, dorso y alas son verdes, en ambos sexos; el vientre, anaranjado con visos rojizos; flancos de color melocotón, mientras obispillo y cola son de color rojo. La cola tiene dos plumas centrales muy finas además de especialmente largas. Hay una variedad que ostenta tonos dorados en cola y vientre. Viven libres en zonas abiertas, de pradera o en claros amplios de bosques y áreas forestales de Indochina y archipiélago malayo. Viven de diez a doce años.

Alojamiento

Lo ideal es disponer de una habitación pajarera o aviario exterior-interior muy amplio, bien decorado con ramas, rincones protegidos y zonas abiertas en el que podrán vivir varias parejas. La temperatura ideal puede oscilar de
20 a 26ºC, aunque puedan resistir de forma progresiva mínimas de 10 a 12 C, que no son nada convenientes para el buen estado de estos pinzones.
Cuando queramos aislar parejas, hemos de contar con jaulas de cria de
120 centímetros de longitud por 50 de anchura y otros 60 de altura, en la que se adosarán jaulitas anidaderas, dotándolas interiormente de dos nidales de esparto con un pequeño orificio de entrada .


Carácter y comportamiento

Generalmente tímidos y huidizos, responden con lentitud a la paciencia y abnegación de sus cuidadores. Son gregarios, excepto durante la época reproductora, pero se muestran retraidos y difíciles de ver, cuando cohabitan con otras especies más cosmopolitas.


Reproducción

En la pajarera o jaulón se disponen jaulitas-nido y nidales de madera o de esparto, asl como hila, pelote, fibras vegetales y otros materiales de nidificación. Tras una dieta verde, rica y variada a
25 C, es posible que la pareja inicie la cría. La puesta, de cuatro a seis huevos, es incubada unos doce días. Los pequeños, alimentados por ambos progenitores, abandonan el nido a los catorce o dieciséis días. Pueden criar ininterrumpidamente, por lo que es preferible separar tres meses a los padres para dejarles descansar y mudar el plumaje.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada